La sociedad se ha visto sacudida por una pandemia que hasta hace un mes no se preveía hasta donde podrían llegar sus consecuencias. La pandemia ha demostrado también que la sociedad no estaba preparada para un conflicto como el que se está viviendo. Esta es la razón por lo que las medidas proactivas son tan importantes, especialmente en el contexto de la ciberseguridad, al estar distintos actores aprovechando esta alarma social generada alrededor del Coronavirus para llevar a cabo el despliegue de malware, la realización de phishing o distintos tipos de fraude.

Según un estudio llevado a cabo por CheckPoint se ha podido confirmar que, desde enero de 2020 hasta el día de hoy, se han registrado más de 4.000 dominios en todo el mundo, todos ellos relacionados con el COVID-19.

Entre otras, los estafadores están aprovechando la existencia de sitios web que muestran la evolución del COVID-19 a través de mapas interactivos para insertar malware o para pedir al usuario que descargue una APK maliciosa.

Ante esta situación, reiterear los consejos que siempre os hemos indicado, pero estos días con más insistencia:

  1. Utilizar contraseñas seguras, que no sean fáciles de adivinar
  2. No hacer click en enlaces sospechosos ni en imágenes que llevan a sitios sospechosos
  3. NO responder a mensajes de spam o correos no solicitados. Al responder hacemos saber que nuestra dirección es legítima.
  4. NO publicar nuestra dirección de correo electrónico en blogs, redes sociales, …
  5. Utilizar lo menos posible redes WiFi públicas. Los puntos de acceso Wi-Fi sin garantía son los principales objetivos de los hackers, que a menudo son capaces de posicionarse entre nosotros y la conexión a Internet, permitiéndoles interceptar cada bit de información que transmitimos. Muchos operadores estos días han ampliado el tráfico disponible en los móviles.
  6. Mantener actualizado el sistema operativo de nuestro equipo
  7. Disponer de un buen antivirus y que éste esté actualizado.
  8. Comparar online con precaciones. Cuando realices alguna compra a través de Internet, asegúrate de que la url del sitio coincide con la web donde crees estar y que su dirección empieza por https.
  9. Internet de la cosas: Son muchos los aparatos del hogar conectados a Internet: televisiones, smartphones, altavoces, impresoras, sistemas de seguridad… Lo mejor que puedes hacer es mantener el sistema operativo actualizado.
  10. Informa a tus hijos: Los niños utilizan smartphones y tablets con la misma facilidad que los adultos y eso es bueno, siempre y cuando sepan lo que no deben hacer y, sobre todo, es muy importante que los mayores tengan un control sobre su actividad online. Que sus equipos no sean una puerta de acceso a la red de nuestra casa y por consiguiente a nuestros equipos de tele trabajo.

A menudo, el punto más débil de entrada es un usuario negligente o no informado.

Desde LISOT Informática empresarial en Barcelona estamos para ayudaros a configurar los sistemas de teletrabajo de la forma más segura posible.